laemociondelaprendizaje

Así como dice Rosalyn S. Yalow , cuando se aprende no se tiene edad y tampoco cuando  se hacen otras cosas que despiertan el entusiasmo, la capacidad de asombro y el desafío personal.

Conectarse con las posibilidades que ofrecen estas acciones es nutrir la coherencia formada por el intelecto, las emociones y el cuerpo. 

Crear, conocer, descubrir, aprender, son procesos que involucran a la persona en su estar siendo y la relacionan con sus aptitudes, actitudes y habilidades.

Esto se da de forma natural  cuando se participa activa y protagónicamente de ellos y  se repiensan antiguos modelos y formas, se cambian las prácticas interpretativas y se desafía el sistema de creencias y la forma de habitar el mundo. 

El aprendizaje cumple su razón de ser cuando es transformador, generador de nuevas miradas, habilitador de nuevos procederes.

Circunscribirlo a edades, a lugares, a formas es quitarle su inmenso poder, y también perderse la oportunidad que representa para todos.

Conectarse con la emoción de aprender es vivirlo desde el disfrute.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios