muriendomeunpocomas

Reconocer, como lo hace Frida Kahlo en esta cita, el impacto que tienen sobre uno determinadas conversaciones, es una llamada a diseñarlas , plantearlas y vivirlas de manera saludable.

Se suele hacer responsable al otro de lo que se siente en una charla o discusión. Las palabras, los gestos, los modos, de los interlocutores parecen ser gatillos que disparan emociones, sentimientos , reacciones en los otros.  

Sin embargo, las respuestas emocionales son personales, no todos reaccionan de igual manera ante las mismas palabras o gestos.

La propia historia, lo experimentado, las actitudes que se sostienen, la vivencia del momento actual y también lo que se piensa sobre el tema que se trata y la percepción que se tiene sobre el otro, influyen en la manera de recibir la comunicación de los demás.

Hacerse cargo de las propias reacciones, trabajar para que no sean automáticas, transformar los anclajes que las convocan en información valiosa para generar respuestas, implicará soltar lo aprendido para empezar a vivir la actualidad de cada experiencia comunicacional. 

Esto no impedirá “morirse” , enojarse, disfrutar, emocionarse, en cada conversación, por el contrario, habilitará el sentimiento, la responsabilidad y el compromiso de no resentir, sino de sentir.

Y cada conversación será única.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios