sinoteagrada

Enfocarse en lo que disgusta, no agrada, molesta, es justamente, como dice Carolina Herrera, darle el poder para que invada perspectivas, aparezca constantemente y tiña lo que se hace.

Cualquier obstáculo se vuelve enorme si se lo mira en exceso. Y aquellas situaciones, contextos o personas que no agradan se vuelven anclas para el pensamiento, motivos de charlas y opiniones , justificación para actos que de otra forma no se elegirían.

Al no poder despegarse de lo que incomoda, se lo trae al discurso, se lo toma como ejemplo negativo, se intenta separarse de eso desarrollando justificaciones y haciendo comparaciones, se lo señala como la causa de problemas.

Otorgar la atención que podría dedicarse a lo que si gusta,  desafía, hace crecer, y soltar aquello que no se puede cambiar, que pertenece a la forma de ser de otros, o a sus circunstancias o elecciones es recuperar la libertad de acción, la capacidad de pensar en lo más importante, el caminar por el camino elegido por uno mismo.

No importa cuan disgustante , horroroso o complicante sea, es la atención que se le dedica lo que lo hace imprescindible.

Dejarlo en el lugar que le corresponde, abandonar la necesidad de definirlo y juzgarlo, ayudará a recuperar el paso y a reencontrarse en la propia búsqueda.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios