cicatricesharrison

Las señales de luchas pasadas, si se puede llamar así a las cicatrices, son el correlato de acciones emprendidas, decisiones  tomadas, crisis vividas.

Como tales, asi  dice el Sargento Harrison Scott,  personaje de “Mentes Criminales” , señalan eventos pasados, pero no anuncian lo que pasará.

Cualquiera haya sido el impacto en la vida que la generación de heridas haya tenido, no  tiene porqué teñir la actualidad, modificar el hacer, obturar el desarrollo.

Lo que ocurra de acá en más, dependerá de las elecciones, las decisiones, las acciones que se emprendan a partir de hoy. También de la forma en que se considere a las cicatrices, si como baldones o como medallas, como deudas o como recursos.

Apropiarse de lo aprendido, lo sufrido, lo entregado, lo perdido, transformarlo en herramientas, en llaves, en experiencias de aprendizaje será la manera de capitalizar lo vivido, de transformarlo en abono.

Tanto las personas como las organizaciones merecen crecer más allá de los nudos que tiene la propia madera, dándoles el lugar que les corresponde en la historia pero no el poder de modificar el ahora.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios