erroressofia

Una vida plena se consigue eligiendo por uno mismo , haciendo lo que se elige, construyendo lo que se busca y disfrutando lo que se vive. Y entonces, al hacer eso, es lógico errar, confundirse, equivocarse. Por eso Sofía Loren dice que los errores son parte de la cuota a pagar.

Incorporar a las equivocaciones como parte del camino es naturalizar la posibilidad de errar, es volverla posible y por lo tanto algo a considerar dentro de los aspectos a tener en cuenta, pero sin darle una importancia mayúscula, inhibidora del hacer o frustradora de objetivos.

Implica planificar mejor para evitar los errores que puedan preverse, caminar derecho para evitar desvíos y también estar alerta para descubrir oportunamente los problemas. También, evaluar para encontrar fallas, apertura para reconocerlas  y decisión para  corregirlas.

Saber que se puede errar es hacerse cargo de aportar soluciones, de trabajar desde la honestidad y de aceptar los tropiezos como espacios de aprendizaje.

Al andar se hace camino, y al tropezar, necesariamente hay que asegurar el paso.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios