jugar-es-necesario_

 Yolanda Reyes hace este comentario, en una nota de El tiempo.com,  en relación al acompañamiento  de los niños y el ocio de las vacaciones, y parece ciertamente extrapolable a la interacción con muchos de los públicos. 

Dar la libertad de jugar, de accionar, de hacer, sin presiones y concediendo y concediéndose el tiempo necesario para acompañar el proceso, son actitudes claves a la hora de convocar el protagonismo, alentar la autogestión y favorecer la independencia.

Articular los tiempos propios con la demanda de los otros también ayuda a generar encuentros enriquecedores,  habilitar la realización de trabajos conjuntos y ayudar a sostener procesos.

“Hasta que lo inviten”, como también dice Reyes , habla de no inmiscuirse, no involucrarse sin ser convocado. Sostener la distancia óptima, estar a disposición sin obligar a la propia presencia, ofrecer sin comprometer. Modos facilitadores no sólo de la interacción sino de la guía lateral, del acompañamiento no invasivo, del alentar sin estar necesariamente ahi.

Y ese lúdico “hacer cuenta que usted era otro” propone sostener la capacidad de asombro, acercarse para mirar desde lo que se ve y no desde lo que uno cree que debería ver, participar auténticamente desde la invitación recibida, ayudar desde lo que el otro necesita, ofrecer libertad y hacer fugaz la  dependencia.

Para interactuar con otros desde un lugar construido desde el respeto, la validación, que favorezca la facilitación del protagonismo, la generación de la autogestión, el disfrute por el propio hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios