precio

Tal como dice el Dalai Lama, la actitud de aprecio a los demás está en el origen de las buenas cosas que suceden.

Da base a la capacidad de empatía, la entrega, el sostén, la honestidad, la compasión. Enriquece los encuentros, negocios,  procesos de enseñanza,  ayuda,   y  acompañamiento.

Sostiene las relaciones, asegura los vínculos, promueve la escucha y facilita la comprensión.

El aprecio por los demás nace de la propia conciencia de sí, se nutre de la alegría y el disfrute de encontrarse con los otros desde la comodidad de lo igual y desde la riqueza de lo diferente. Se instala como actitud en el trabajo constante de descubrimiento, entendimiento y percepción de las necesidades propias y ajenas.

Y brota desde las elecciones, decisiones y acciones, que involucran a los demás como complemento de los propios valores.

Es bueno tener en cuenta que desde el aprecio por el otro se genera el bien estar con el mundo. Y actuar en consecuencia.

¡Hasta pronto!

Andrea

Anuncios