amorchispazo

Isabel Allende manifiesta claramente dos hitos básicos en las relaciones amorosas, y que pueden extrapolarse a casi la mayoría de las relaciones con los demás: nadie puede pertenecer a otro y el relacionarse se da a partir de un contrato libre.

Esta libertad individual de ser uno mismo y encontrarse con las otras personas desde una elección propia que habilita llegar a un acuerdo hace que seamos protagonistas de las relaciones que entablamos.

Desde el 50 por ciento que cada uno tiene en una relación, es tanto parte responsable de los problemas como de las soluciones.

De corregir los desvíos, renovar los votos, alentar el desarrollo, sostener  esperas, cortar procesos.

También de abrir conversaciones nutricias, preguntar para entender, trabajar para acordar, sostener una actitud de ganar ganar.

Hacerse cargo de involucrarse en las relaciones que se eligen desde los propios valores y elecciones, es sostener la propia identidad, fortalecer genuinamente la autoestima y generar espacios de crecimiento.

Y disfrutar del amor, la enseñanza, el aprendizaje,  los negocios, los proyectos…la vida… que se comparten con los demás.

¡Hasta pronto!

Andrea

Anuncios