successmaya

Simple y accesible esta definición de éxito que propone Maya Angelou. Requiere aceptarse, validarse y disfrutarse y hacer lo mismo con aquello que se hace.

Elegir hacer aquello que tiene que ver con los propios valores, que satisface, que enriquece el estar siendo , que completa y llama a crecer, es uno de los primeros pasos a dar.

Trabajar sobre los propios juicios, sobre aquello que uno se dice en tanto hace, descubrir si con lo que se piensa se acompaña de manera adecuada la acción es otra de las formas de conseguirlo.

Cuando la autocrítica, la autocensura, la no convalidación se expresan en la conversación interna complican y obturan. Verificar si lo que uno se dice es facilitador, si incluye acciones a realizar, puertas a abrir, invitaciones a protagonizar, ayudará a dar un marco apropiado y promotor del hacer.

Buscar la manera de realizar lo que se busca que tenga mas que ver con el propio disfrute, con la motivación y el autoreconocimiento, es instalar un modo tanto propio como satisfactorio.

Construir el propio éxito desde un hacer nutricio y enriquecedor es instalar un circulo virtuoso, validante, que da espacio al gozo, que alienta el desarrollo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios