arrepentimiento

Es asi, nada de lo que hagamos puede borrar el pasado. Arrepentirnos tampoco.

Sin embargo, implica reconocer, darse cuenta de lo que se hizo inadecuadamente, validar las consecuencias que tuvo.

José Saramago,  con esa capacidad que le reconociera la  La Academia Sueca  que otorga el Premio Nobel, de «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía», orienta a cambiar para arrepentirse mejor y le da una nueva dimensión al reconocimiento.

Arrepentirse con la implicita decisión de hacer distinto, de modificar cosas, de involucrarse desde otras posibilidades.

Decir no lo hago más corroborándolo con haceres nuevos y diferentes.

Cambiar para asegurar a los demás que se está arrepentido.

Apostar a la honestidad, el compromiso , la congruencia. Esto , de alguna forma, será cambiar hábitos, actitudes, modos  pasados.

Transformarse realmente desde el hecho de estar arrepentido.

Una propuesta revolucionaria , posible, liberadora.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios