mandyhale

Mandy Hale hace una invitación a la autenticidad con esta declaración. Y auna en su descripción aspectos que pueden parecer incongruentes, pero que hacen al individuo que se es.

Tan original que es único, tan extraño como verdadero, defectuoso y al mismo tiempo, perfecto.

Aceptarse, validarse, mostrarse tal cual uno es, no solamente es construir el estar siendo en el mundo desde la coherencia.

También da la libertad y la responsabilidad  de aparecer sin subterfugios, de evitar los disfraces, de correrse de los personajes para abrazarse a la propia persona.

Para lograrlo hay que soltar el peso de la mirada de los otros, si, y fundamentalmente dar la justa medida a la autocrítica. Reconocerse y decidir mostrar  lo que se elige ser.

Cuanto más cerca esta la imagen que se quiere dar de la persona que se es, más auténtica será la impronta, se construirá confianza, se habilitarán encuentros genuinos.

Y se disfrutará ser uno mismo. La única persona con la que se está obligado a vivir.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios