amenosquelodigas

Wally Amos señala con esta cita a una de las mayores dificultades a las que las personas se enfrentan. El dar categoría de obstáculos a aquellas situaciones que se les presentan.

Definir algo como un problema o dificultad, es instalarlo como algo a resolver, y también a soportar, a tolerar. Es darle la posibilidad de inhibir, posponer y hasta impedir acciones. 

Desde el discurso interno, las opiniones, la forma de describirlo, el espacio que se da a la queja, se deja a la situación en un estado de inmovilidad y poder, que deja sin herramientas además de preocupar. 

Pensarla como una puerta a abrir, una oportunidad de aprendizaje, un espacio de crecimiento, una llamada al cambio, requiere un cambio de observador, y también asegura poder ver otras opciones, encontrar ideas nuevas, correrse del no poder hacer.

No decir que es un obstáculo no lo soluciona automáticamente, pero le quita impacto, le agrega manijitas de donde poder agarralo, lo abre.

Renombrarlo es también hacerse cargo de verlo de manera diferente, para poder vivirlo distinto.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios