belleza y fealdad

 

 ¿Cómo pueden los demás, como dicen Frida Kahlo y Oscar Wilde, terminar viendo nuestro interior? ¿Como podemos todos ver el interior de los otros, y no solamente su aspecto exterior?

Aunque el 50 por ciento depende de lo que la persona haga por dejar ver su interior, forma  de ser, cualidades y actitudes, son significativos también, en el otro 50%,  la mirada , la escucha que se le otorga, el espacio que se abre para que aparezca.

Trabajar sobre los propios preconceptos, evitar juzgar anticipadamente, no poner a la gente en cajitas o moldes, dejarse impactar por el otro tal cual se presenta, son formas de validarlo, de respetarlo, y también de bajar el grado de ilusión, de control de la percepción, con la que se opera.

No dejar que los espejismos ocupen el lugar de los demás, abordar relaciones y encuentros con la conciencia de dejar a un lado lo que se lleva, para habilitar la aparición del otro.

Diseñar conversaciones profundas y enriquecedoras, instalar espacios en común como continente de expresiones y acciones, facilitar el entender antes que el definir.

Comprometerse en la búsqueda de ver más allá.

Y disfrutar encuentros genuinos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios