habitar espacios

 

La diferencia entre llenar vacíos y habitar espacios es la disposición con la que se vive la experiencia.

Es decir, una suma de actitudes, estados de ánimo, acciones y formas de pasar a través de la experiencia que determinará la apropiación o no de los espacios.

Tiene que ver con el protagonismo, si, y también con las elecciones, el hacerse cargo, el ser uno mismo en los lugares, roles y haceres que ocupa y desarrolla.

Mudarse a una casa no es más que eso hasta que los habitantes construyen significados, se sienten parte, encuentran caminos y viven su propia experiencia.

Ser ascendido es un reconocimiento, el correlato lógico de un desempeño, una oportunidad, hasta que el puesto se vuelve cómodo, es el resultado de un hacer consciente y elegido, tiene la forma de quien lo ejecuta mas que el título que le fue adjudicado.

Habitar los espacios es apropiarse de ellos, usarlos desde las propias necesidades, colorearlos con los colores que se eligen, nutrirlos con las vivencias personales, llamarlos por los nombres construidos desde el vivir.

Para hacerlos crecer, darles calor y disfrutarlos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios