truman capote

Ver al fracaso como condimento del éxito, según dice Truman Capote, es también verlo como condimento de la vida.

Incluirlo así como ineludible en los proyectos, planificaciones, ideas para hacer, es naturalizarlo como parte del camino a recorrer, como paso a dar, como algo a sortear. Que no detiene, no colorea el hacer de manera definitiva, que pasa dejando su aporte.

Y si fracasar implica tener que decir basta, será la manera de soltar y reciclar impulsos, esfuerzos, ganas.

Transformar cada error en maestro, cada tropiezo en aprendizaje, cada empezar de nuevo en crecimiento, hará que el fracaso desvanezca su impacto negativo e ilumine el desarrollo, la evolución.

Invitándolo a acompañar desde su mejor faceta, preparando todo por si aparece, seguramente  será un huésped esquivo y remolón, que la mayoría de las veces, ni se presentará.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios