don

Richard Bach propone una mirada habilitante y resiliente de los problemas.

¿Para qué sirven? ¿Qué cambios proponen? ¿Qué espacios de pensamiento nuevos abren?

Considerar que las crisis, los cambios inesperados, los dolores, pueden aportar y no sólo llevarse, es una abordaje desde la comprensión y el aprendizaje, que ayudará a encontrar recursos en medio de la situación.

Implica moverse del estar a merced para operar desde el protagonismo.

Requiere apertura, confianza en uno mismo, una cuota permanente de optimismo y la capacidad de recomponer situaciones.

También el decidirse a pedir ayuda, a compartir lo que se siente , a aceptar aportes.

Recuperar lo que de don tienen los problemas es fortalecer la resiliencia y alentar el crecimiento.

Es vivir mejor aquello que la vida presenta.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios