distancia

 

 

Hay una distancia física, que se puede medir en kilómetros, en tiempos, en encuentros. 

Y hay otra que se manifiesta en disponibilidad, en esfuerzo, en búsqueda.

Que se construye desde la decisión de mantener el vínculo, de abrir posibilidades, de sostener conversaciones.

La tecnología actual acorta las lejanías, habilita reencuentros que se creían imposibles, facilita el acercarse. 

Sin embargo, no  reemplaza la acción personal, el trabajo para sostener relaciones, la comunicación congruente que asegura la interacción.

Ni involucrarse concientemente. Hacer para encontrarse. Preguntar para entender y ayudar al otro a aparecer. Sostener el camino del medio. Capitalizar las diferencias.  Persistir. Accionar.

Hacer cercanías. Y disfrutarlas.

Eso es una opción personal.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios