amediocamino

Esta frase de Teodoro Roosevelt señala algo que todos decimos, pero que se tiene poco en cuenta.

La forma en que se piensa de uno mismo, de las propias posibilidades, de lo que se puede o no se puede, marca la diferencia en lo que se logra.

Las creencias, pensamientos, y discurso interno,  acompañan habilitando o frenan obturando posibilidades.

Trabajar en el autoconocimiento, la validación de las elecciones personales, el reconocimiento de los recursos y su uso como herramientas, favorecen el caminar más seguro y el hacer en consecuencia.

La comunicación congruente y abierta, la interacción con interlocutores validantes y comprensivos, instalan procesos de refuerzo  de la propia autoestima y de desarrollo de espacios de aprendizaje.

Ayudar, desde la enseñanza, la guía, el acompañamiento , a fortalecer la revelación de talentos, recursos y actitudes, a corregir hábitos enlentecedores y a aprehender herramientas que colaboren en el crecimiento es construir la conciencia de que se puede.

Con esa mirada validante sobre si mismo, hacer será más fácil , productivo y disfrutable.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios