audrey

Audrey Hepburn aclara en esta frase algo que  pocas veces es evidente y que sin embargo impacta en las relaciones e interacciones: los juicios de cada persona hablan de quien los expresa.

El observador único que cada uno es , se expresa en lo que se percibe, piensa, experimenta y dice. 

La historia vivida, las actitudes, los saberes, las creencias, la educación, la edad, el lugar en que se vive, las amistades que se cultivan, dan a cada uno una manera de mirar, de pensar, de sentir y de expresar eso, particular y propia.

Así, toda vez que se habla de algo, o se define a alguien, o se aconseja al otro, eso que se dice, habla de quien lo expresa.

Claro que también trae otra información , a veces útil, otras neutra, otras descartable.

Tener en cuenta que lo que el otro dice  habla principalmente de el observador que es ayuda a tomar la distancia óptima de su juicio, de esa opinión. Capitalizar lo que sirve de la información que trae, es escuchar desde un buen lugar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios