frato2

Esta frase-viñeta de Francesco Tonucci muestra una de las maravillas que nos aporta la relación con otros, la de ser escuchados.

Y aunque desde la genial y perspicaz propuesta de Frato, para los niños sea una sorpresa darse cuenta de esto,  tener a quien nos escuche, y lo haga comprometida y validantemente, fortalece la autoestima, calienta el corazón y nos da la posibilidad de expresarnos, a todos, no importa la edad que tengamos.

La escucha habilita el decir, y también el ser.

Hacer saber a los otros, niños o adultos, que son escuchados sin juzgarlos, que pueden hablar de lo que sienten y piensan sin que se los traduzca o se crea saber lo que van a decir, que no se los calificará según lo que digan, y que en ese tenderles la atención no hay condiciones, es la forma de crear puentes de comunicación.

Encontrarse con los demás desde la actitud de comprensión, poner el cuerpo y la mente en disposición de escucha y acallar el discurso interno para poder hacerlo, facilitarán los encuentros , los acuerdos y el compartir proyectos.

Nutrirá las conversaciones y hará que disfrutemos desarrollarlas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios