parirse

La vida nos obliga, dice Gabriel García Márquez, a parirnos a nosotros mismos una y otra vez. Y tambien nos da la oportunidad, una y otra vez , de reinventarnos, reciclarnos, redescubrirnos.

Nos habilita a inventar nuevas posibilidades, a cambiar de objetivos, a intentar caminos nuevos, a construir y diseñar otras realidades.

Lo hace a veces desafiándonos desde sus giros, sus vueltas, lo impensado, lo que nos pasa por encima.

Invitándonos desde  su atractivo, su amplitud, la magia, la creatividad.

Preparándonos desde sus vivencias, sus maravillas, sus escaseses, sus sombras y sus brillos.

Para hacerlo, eso de autoparirse, reciclarse, reinventarse, hay que estar dispuesto a vivir duelos, soltar lo que ya no se puede cambiar, salir de las zonas de comodidad, animarse a caminar la incertidumbre.

Darse la libertad de elegir.

Tomar el compromiso de hacer.

Y estar dispuesto a disfrutarse.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios