pottery

Autoconstruirse, como propone Lolly Daskal, implica reconocerse como el artesano de uno mismo.

Considerar que cada pensamiento, sentimiento, y estado emocional van haciéndonos quienes somos.

Que las opiniones que volcamos, las conversaciones que entablamos, los silencios que sostenemos, dan identidad al comunicador que estamos siendo.

Las elecciones, decisiones, opciones y acciones son, entonces, la manera en que se va entramando nuestra manera de estar en el mundo.

Seleccionar las formas en que nos involucramos en cada situación, construir respuestas en lugar de sólo reaccionar, trabajar desde el protagonismo y no desde el estar a merced, es accionar desde la idea de la autoconstrucción.

Tan liberador como generador de responsabilidad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios