deberquedescuidemos

Considerar el ser felices como un deber, como propone Robert Louis Stevenson es un llamado  al protagonismo, a hacerse cargo de la propia felicidad, a trabajar para lograrla.

Implica no dejarla librada a la casualidad, a las acciones de otros , a las circunstancias.

Supone elegir en función de sentirse bien, relacionarse con el objetivo de estar cada día mejor, comunicarse para expresar la propia congruencia, hacer de acuerdo a lo que se quiere y disfruta.

Conectarse con la vida desde el lugar del asombro y el descubrimiento, validarse como el gestor de los propios caminos, apropiarse  de los modos elegidos.

No descuidar la felicidad es buscarla siempre, es preguntarse si se está logrando y cómo podría estar más cerca. Y hacer para lograrla.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios