sb10069456h-001

Aunque vaya contra las indicaciones que siempre se hacen, de prepararse todo lo posible,  de tener toda la información antes de actuar, de practicar y practicar para poder, esta frase de Patricia Ryan Madson invita  a soltar la exigencia de tenerlo todo listo y hacer igual.

Apela a las ganas antes que a la necesidad de control.

Subraya, de alguna forma, que siempre van a faltar algunas seguridades, que ante cada decisión hay ambivalencias, que es estar listo puede ser una trampa que lleve a la postergación, la dilación y hasta al abandono de proyectos.

Buscar el equilibrio entre la preparación y el aparecer, crear , hacer… es facilitar el logro de resultados, abrir un proceso virtuoso de realización, soltar patrones de autoboicot.

Comenzar a hacer antes de estar listo habilita también la corrección del rumbo, la comprensión cabal de la tarea, el descubrir nuevas necesidades.

Y fundamentalmente, reconocer que se puede, y que se hace camino al andar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios