cambiarnos

Muchas veces no se está en condiciones de cambiar situaciones. Sin embargo, como propone Frankl, es en esos momentos cuando se abre la posibilidad de trabajar para cambiar personalmente.

De reconocer talentos y aptitudes personales para llegar a utilizarlos como herramientas.

Trabajar el soltar, el darle el lugar adecuado a los juicios ajenos, la capacidad de decidir autónomamente.

Aprender a pedir, proponer, exponer, hacer conocer a otros, argumentar, sostener conversaciones enriquecedoras.

Habilitarse a protagionizar situaciones, a liderar procesos de cambio.

Elegir el movimiento, optar por lo que se quiere, hacerse cargo de lo que se necesita.

Abordar el cambio personal es complejo y trabajoso. También es posible.

Y, habitualmente, es la mejor elección.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios