aprobarte

 

Louise L. Hay habla en esta frase de una práctica común, la de auto calificarse con epítetos desagradables para señalar equivocaciones , errores o malas decisiones.

La de señalar lo que se hace mal  en voz alta, marcar cada paso en falso, autodefinirse desde frases como “soy tan torpe”, “vivo metiendo la pata” , “no tengo solución”.

Es instalar un círculo vicioso de descalificación, que al mismo tiempo cierra posibilidades de hacer distinto, explica el no cambio, socava la autoestima.

Aprobarse, que es la alternativa que propone Hay, es validar lo que se hace y elige, ser comprensivo con los propios fallos, y darle a cada situación el peso adecuado.

No implica mentirse, no ver lo que se hace de tal o cual manera, negar las consecuencias de los propios actos, sino ser honesto y reconocer lo actuado.  

Sin definirse desde las equivocaciones, apelar a autodescalificaciones para explicar o criticarse en forma permanente.

Cuidándose, respetándose, validándose.

¡Hasta la próxima!

Andrea 

 

 

Anuncios