cambiosymelancolia

 

Anatole France invita con esta frase a reconocer la ambivalencia que despiertan los cambios, las transformaciones y hasta las elecciones , buscadas o no. Traen consigo la alegria, el entusiasmo de lo logrado, y también esa cierta pena por lo que se deja atrás.

La inquietud por lo que no se sabe si seguirá siendo así, el duelo por lo perdido, las incertezas que depara lo nuevo, se unen en esa emoción que, a veces, confundimos con temor o definimos como “mariposas en el estómago”.

Esta cierta melancolía, habla de la vivencia del momento, de la forma en que nos conectamos con el cambio desde la coherencia que incluye tanto al pensamiento como a las emociones.

Invitarla a aparecer, celebrarla, darle el espacio de expresión adecuado, liberará la autenticidad, soltará el sentir. Y no opacará para nada lo otro que también se sentirá.

 Como en los buenos platos, en las pinturas bellas, en las tramas que regala el telar, hace falta ese condimento tan particular, que refuerza el brillo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios