emily

Ponerse en pie es decir que no y también que si oportunamente, establecer límites claros, comentar las opiniones con fundamento y coherencia, sostener las decisiones frente a la mirada adversa de otros.

Hacer de la forma en que parece correcta, ser  íntegros por convicción, validar las propias ideas.

También escuchar sin poner en duda hasta no saber lo suficiente, ayudar desde las propias posibilidades, asumir los compromisos que se está dispuesto a cumplir.

La verdadera estatura, como propone Emily Dickinson, aparece cuando se busca el lugar que se quiere tener, se pelea por lo que se elige, se trabaja el protagonismo adecuado, algo de lo que Biblioteca para Todos puede enorgullecerse.

Sin embargo, no implica dar la talla, meterse en un molde ajeno, querer tener la altura de…

Sino calibrar el espacio que se quiere ocupar, comprometerse con ir ampliando las propias posibilidades, volar con las alas que se  tienen.

Ponerse en pie, y caminar desde ahí.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios