titamerello2

Esta frase de Tita Merello habla de la automotivación y de la resiliencia. Esas posibilidades de recuperarse, de empezar de nuevo, de dejar atrás lo  que pasó.

Nacer de nuevo tras cada noche es una metáfora de la recuperación pero también del elegir cerrar el juego y barajar otra vez.

En ese renacer es posible tomar otras decisiones, plantearse objetivos renovados, proponerse hacer distinto.

Se puede abrir una conversación que se  creia imposible, dedicarse a algo que nunca se intentó,  trabajar eso que se sueña pero no se realiza.

Conectarse en el nuevo día con lo que se quiere, con lo que anima e invita. Empezar a caminar con pasos orientados, dirigidos a objetivos claros.

Confiar de otra manera, y abrirse a posibilidades a construir.

Con la oportunidad de nacer de nuevo, sin perder lo que hoy se sabe y se puede.

¿Una ilusión? De cada uno depende.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios