hacersepreguntas

El preguntar va muy unido a una característica muy humana: la curiosidad. 

Y esta es una de las  cualidades que  favorece la conciencia y la responsabilidad, habilita a explorar y descubrir, e invita a buscar soluciones.

Instalar como método, tal como lo propone Albert Einstein, el preguntarse, es desarrollar una forma de pensamiento crítico, analítico y abierto.

Las preguntas invitan a no aferrarse a creencias limitantes, a ir más allá de las primeras impresiones, a sacudir los amodorramientos intelectuales.

Asimismo, las preguntas efectivas son la llave para abrir la comunicación con los demás. Y qué mejor que preguntar que suponer,  definir, decirle al otro lo que creemos de él.

Podemos abrir conversaciones respetuosas, más interesantes y validantes utilizando esta herramienta de conexión.

Ya sea que las hagamos para nosotros mismos, al preguntarnos, o a los demás, recordemos que las preguntas tienen que ser claras, directas y respetuosas. Servir a la comprensión y al entendimiento. Abrir.

Y son poderosas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios