yourcenar1

Y es lo que habitualmente se hace, querer que los demás sean distintos de lo que son.

Nos transformamos en jueces de lo que los otros hacen y perdemos de vista lo que sí hacen. Queremos que aparezcan como no pueden o quieren y somos reacios o incapaces de reconocer lo que sí aportan.

Como dice Marguerite Yourcenar, este es un error.

No solamente nos impide conectarnos con la autenticidad sino que nos hace actuar en consecuencia. En el mejor de los casos pedimos que aparezca algo que no está, y en los peores, insistimos, manipulamos, amenazamos , tendemos trampas y nos desesperamos y alteramos a todos.

Conectarnos con los demás tal y como son, requiere validarlos, reconocerlos y aceptarlos. Comunicarse no desde el saber que se tiene sobre ellos sino desde la apertura a volver a encontrarlos dejándolos aparecer.

No pedir peras al olmo y disfrutar de su valor como árbol de sombra.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios