apreton-manos

Esta frase de Indira Ghandi identifica uno de los problemas que se enfrentan al comunicarse incongruentemente.

Cuando se quiere hacer algo pero las intenciones, el discurso interno, las emociones quieren hacer otra cosa,  entran en conflicto y se  envían mensajes contradictorios que los demás tienen que traducir.

Así, con el encono adentro, la desvalorización del otro, el considerar que lo que se hará no vale la pena, no hay encuentro auténtico posible.

Es importante clarificar lo que se siente, definir lo que se necesita, y actuar en función de eso.

No solamente por ser honestos, aunque esto es vital para ser fieles a nosotros mismos, sino también para comunicar claramente,  para expresar sin vericuetos lo que se quieredar a conocer.

También para no entrar en procesos que cuesten autoestima, frustren y opaquen la capacidad de relación y encuentro.

Abramos la mano para el apretón  oportuno y buscado y cerremos el puño  cuando haga realmente falta, y aprovechemos la riqueza de emociones, actitudes y pensamientos que tenemos para encontrarnos con los demás.

Y a la vez, encontrarnos con nosotros mismos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios