elmundo

El mundo necesita gente que ame lo que hace , como dice la frase que compartió Maria José Tenedor  porque la gente que ama lo que hace disfruta el hacer, lo realiza sin fijarse en el esfuerzo, y es perseverante en la búsqueda de resultados.

Suelta los  juicios propios y ajenos en detrimento de lo que está haciendo, se conecta de manera comprometida y muestra lo que hace con el orgullo del que se adueña de su realización.

Busca la forma de optimizar su hacer, innova y crece al aprovechar oportunidades y encuentra tiempo para seguir haciendo.

Claro que no todos pueden amar lo que hacen, sin embargo, si se lo proponen, pueden abrir ventanitas en esos trabajos que no son lo que quieren.

Y relacionarse con compañeros de trabajo que valen la pena, aprender técnicas y desarrollar habilidades que le servirán para otros trabajos, proponer cosas para mejorar o cambiar lo que no les gusta tanto.

Y hacer con amor. Porque el hacer tiene que ver con lo que se es, con lo que se elige, con lo que se valora. 

Y aunque no sea lo que se hubiera elegido, hacerlo bien es también, una manera de amar. Y da calorcito al alma.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios