puedan sanar

Esta frase compartida por www.frasessobrelavida.com es posible que  muchos la hayamos escuchado de chicos o de más grandes sobre las heridas físicas.

También puede aplicarse a las heridas producidas por fracasos, desilusiones, logros no alcanzados, relaciones rotas.

¿Cómo se tocan esas heridas? Con el resentimiento, la repetición de explicaciones, el volver a traerlas una y otra vez. Con comentarlas, ponerlas a disposición de otros para que  opinen sobre ellas, pedir que se jueguen tomando partido.

Para sanar  podemos buscar ayuda en quienes se ocupan profesionalmente de cada tipo de heridas. Y acompañarlos desde una predisposición a ser ayudados, buena actitud, capacidad de apertura, tolerancia y entrega. 

También desde el soltar viejos enconos, resignificar situaciones que impactaron mal,  establecer conversaciones de acuerdo, cerrar procesos.

En lugar de rascar cascaritas, ocuparse de hacer distinto.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios