decidoyo

Jorge Schuber pone aquí en palabras algo que pasa siempre aunque a veces no parezca. Las decisiones son más o menos autónomas, pero siempre terminan siendo decisiones personales.

Aun cuando se pidan opiniones, consejos, se copien decisiones de otros, se busque conformar a determinados intereses, la elección siempre queda en uno.

Y esto es una gran posibilidad.

La que habilita  a reflexionar, a ser coherente con los propios valores, a seleccionar las opciones que tienen realmente que ver con lo que se es.

Decidir, aunque cueste, sea a veces complejo o se transforme en un desafío, es lo que hace avanzar.

Hacerse cargo de decidir es trabajar desde el protagonismo, la autonomía y la libertad.

No perdamos la oportunidad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios