trenzatusramas

Este bello haiku de María Rosa Serdio González habla  de la responsabilidad que podemos asumir en crear contextos posibilitantes.

¿Armamos espacios cómodos para hablar los temas importantes con quienes nos importan? ¿Disponemos del tiempo suficiente para conversar?

¿Es un lugar silencioso y neutro el que elegimos para discutir el problema de un amigo?

¿Buscamos el mejor momento y creamos una opción fácil de encuentro si queremos comentar algo?

¿Instalamos la confianza antes de involucrarnos en una confrontación?

¿Incluimos en las agendas el necesario rato para la reflexión?

Como las ramas del nido  del haiku, podemos diseñar un espacio-tiempo que habilite el intercambio de significados, invite a la comprensión, ayude a la concentración.

Y en ese contexto, entonces, dejar que los duendes del encuentro jueguen sus juegos, que las personas florezcan en el descubrimiento del otro, que se entreguen a la comunicación y se recreen en el entendimiento.

Trabajemos para armar nidos .

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios