unagota

La Madre Teresa de Calcuta llama con esta frase a hacer aun cuando se crea que lo que se hace es poco. A sumar la gota aun pensando en que se perderá en el mar.

Muchas veces el entorno parece tan comparometidamente inhóspito, mediocre, abandonado, que cuesta creer que lo que se haga aportará algo.

Otras veces tenemos tan encanjonados desde nuestra percepción  a los demás que abandonamos la sola idea de realizar un movimiento en ese sentido.

Compramos la mirada descorazonada, el juicio totalizador de “No se puede” o ponemos toda la responsabilidad en los demás, y nos quedamos , ya desde la intención, sin armas.

Y al no hacer también perdemos el entusiamo, dejamos de lado valores, optamos por sumarnos al mar, pero desde su lado más negativo.

Actuemos como goteros activos propone Teresa de Calcuta

Si logramos quitar el foco de adónde van las gotas, o de qué pueden provocar , haremos de las mejor manera: Iniciando procesos, abriendo puertas, tendiendo puentes.

Seamos la gota que horada la piedra, y dejemos a la piedra ser lo que es. 

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios