juzgarnodatiempode amar

Interesante esta declaración atribuida a Goethe, porque la mayoria del tiempo estamos elaborando juicios u opiniones acerca de las demás personas.

Nos importa  definir si nuestros hijos están vestidos correctamente o hacen lo que se les indicó, antes de escucharlos o abriles el corazón.

Intentamos ver si los amigos entran el modelo de amistad que hemos construido, antes de aceptarlos y descubrir la manera de disfrutarlos como son.

Damos prioridad a las primeras impresiones, a los juicios que otras personas nos heredan, a los rumores, antes de dejar que los otros aparezcan tal cual son.

Claro que no se puede amar asi tan directamente, dirán.

Pero no estamos hablando, creo, de amar sin mirar a quien, sino de conectarse desde la apertura, la comprensión, la buena disposición y escuchar, tratar de comprender antes de acordar y dar a los demás la misma oportunidad de mostrarse que pretendemos nos den.

Dejar de lado los propios juicios el tiempo suficiente para percibir, observar, dejarse impactar.

Crear contextos más neutros para dar oportunidades antes que veredictos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios