arbolesajenos2

Cuida tu propio jardín, propone Fernando Pessoa en este bello texto que compartió Adriana Marani en Facebook… “el resto es la sombra de árboles ajenos”. 

¿Cuántas veces ponemos en duda lo que hacemos porque escuchamos a los que critican? ¿A los que lo hubieran hecho distinto? ¿A los agoreros que dicen que no va a andar?

¿Cuán a menudo nos desconcentramos de las propias tareas para pispear cómo lo hace el otro, verificar si se parece a lo que hacemos o si está más adelantado o atrasado…

No está mal escuchar a los demás, mirar hacia los lados para reconocer el entorno, tomar de los comentarios de los otros aquello que habilite a crecer…

Sin embargo, como dice Pessoa, hay que reconocer lo que es sombra de árboles que no nos pertenecen y cuidar y amar lo que nos incumbe.

Verificar lo que se necesita y busca, validar los propios haceres, responder a los llamados que resuenan en el corazón, hacer a la manera en que se siente, evaluar desde los parámetros con los que uno se identifica.

Y al ocuparnos de las propias rosas, no sólo haremos que florezcan hermosamente, sino que encontraremos refrescante y adecuada la sombra de otros árboles.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios