atencion

 

Brindar atención como el don más precioso que podamos ofrecer a los demás, como dice Thich Nhat Hanh,  es una propuesta adecuada para este dia en que se festeja  a los enamorados y para todos los días.

Disponerse para el otro, darse y dar el tiempo para encontrarse, escuchar con la intención de comprender, son habilidades al alcance de todos que sin embargo, se consideran tan obvias que rara vez se incorporan conscientemente en las relaciones.

Creemos que conocemos lo suficiente a los demás para no necesitar escucharlos. Suponemos que estamos hablando de lo mismo y damos cosas por supuestas que nos llevarán a no entender o a recibir solo parte de los mensajes.

Conversamos en lugares incómodos, en medio de otras tareas, mientras nos vamos … Escuchamos en medio de ruidos incapacitantes, involucrados en varias conversaciones a la vez, preocupados por decir lo que queremos decir antes de disponernos a escuchar.

Consideramos el prestar atención como algo que sólo beneficia a los demás y perdemos de vista que relacionarse autenticamente, percibiendo las emociones que el otro aporta, escuchando lo que dice, comprendiendo el significado  de sus palabras es lo mejor que nos puede pasar.

Porque dando atención, también la recibiremos. Habilitando a  otros para que se expresen los conoceremos realmente, y favoreceremos la propia autenticidad.

Y así, disfrutaremos cada encuentro.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios