leeresver

Tres ideas conectoras de importancia se espiralan en este comentario de José Emilio Pacheco: la que relaciona al leer con la adquisición de lenguaje, la que une  la falta de lenguaje a la  dificultad de pensar y la que liga los límites del lenguaje con los del pensamiento.

Leer da palabras, enriquece el lenguaje, aporta recursos, genera preguntas, invita a crecer . Sí. Sin dudas.

Como la lectura, relacionar el lenguaje con el pensamiento apela al protagonismo.

Invita a ponerle palabras claras y precisan al sentir, al pensar, al vivir. 

Para poder expresar con precisión lo que queremos decir. Para lograr ser entendidos, para generar un mensaje que nos represente cabalmente.

En la medida en que podamos explicar claramente lo que  necesitamos, podremos pedir ayuda, lograr colaboración, conseguir recursos.

Para eso hay que trabajar el reconocimiento de lo que se piensa y siente, encontrar el nombre de los sentimientos, emociones. Utilizar  sinónimos para ampliar , calificar  para otorgar color y profundidad .

Incorporar riqueza  al decir, no sólo para encontrar las palabras justas, sino para expresarnos fieles a nosotros mismos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios