sartre

Esta frase de Jean Paul Sartre tiene la contundencia de lo conocido.

Hemos sido desilusionados por los que dicen pero no hacen, prometen pero no cumplen, dicen una cosa y hacen otra.

También, a veces, elegimos decir sí y realizamos un no, llevados por un compromiso que se facilita en la palabra pero que no tiene la fuerza de desarrollarse en el hacer.

Declaramos grandes acciones que se diluyen en el tiempo como pompas de jabón, y perecen a manos de la comodidad, la falta de perseverancia, el adormecimiento de la voluntad.

Bajamos hermosas palabras al papel, pero nunca pasan de ser un plan.

Y cuando esto se convierte en un modo, en una costumbre, el compromiso se diluye. La confianza se lastima.  La autoestima sufre.

Hacer. Antes, además, después de decir. Siempre hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios