Considero que esta frase remite al valor, al peso y al impacto que tienen los sentimientos.

Tal como lo dice la misma palabra, se sienten, se viven en el cuerpo, inundan los pensamientos y las conversaciones, motivan las acciones, hacen reaccionar y dan colores a la forma de observar lo que pasa, lo que se vive, y los que se puede hacer.

Y aunque,  como dice Maya Angelou, no se pueden dominar, manipular, y menos crear los sentimientos que los demás tienen a partir de lo que se hace o se dice, es posible invitar a sentir, hacer experimentar situaciones placenteras, convocar a aprendizajes, reconocer valores, alentar realizaciones, compartir ideas, incluir en proyectos, escuchar comprensiva y ampliamente…de manera de hacer sentir bien, acompañados, poderosos, capaces, validados, reconocidos, escuchados, ellos mismos, a los demás.

O lo que es parecido, hacer sentir a los demás de igual modo a como apreciaríamos, disfrutaríamos, esperaríamos, buscaríamos, sentirnos.

¡Hasta pronto!

Andrea

About these ads