” La Educación no cambia al mundo: cambia a las personas que van a cambiar al mundo”. Paulo Freire, educador y pedagogo brasileño.(1921-1997)

freire

Paulo Freire pone aquí el acento en la personalización de la educación. 

Cuando la enseñanza se une al aprendizaje en un contexto que contempla el aqui y ahora, tanto del maestro como del aprendiz, se nutre de realidad y alcanza su dimensión mas cabal, abarcativa y enriquecedora.

Desde lo individual a lo grupal, de ahi a lo comunitario para llegar a lo social.

Empezar por aquél que se tiene enfrente, validar y reconocer al prójimo más próximo será el camino para llegar más lejos.

Aplicarse en diseñar un mensaje que llegue al interlocutor más cercano, es iniciar procesos que abarcarán contextos amplios y determinantes.

Si se olvida a quien se tiene delante, los cambios, cuando se producen, dejan agujeros que luego hacen difícil la raigambre.

Si se lo considera el punto inicial, y se lo habilita como agente de cambio, el tejido será mas fuerte y resistente y el tejer será más liviano al compartirse.

Persona a persona para abarcar al mundo. Al educar, al desarrollar, al incluir, al ayudar…

¡Hasta la próxima!

Andrea

” No puedes salvar a las personas, sólo puede amarlas”. Frase de Anaïs Nin,escritora estadounidense ( 1903-1977)

anais876

Tan simple que parece decirlo Anaïs Nin, y qué difícil resulta comprenderlo. 

Cuando los que se quieren, aquellos que dependen de uno o los que de alguna manera importan, hacen lo que no parece correcto, están en problemas, sufren, el impulso de tratar de salvarlos  parece ineludible.

Y como los demás hacen por sí solos, ese salvarlos se convierte en decirles lo que deberían hacer, obligarlos a decidir bajo presión, empujarlos, manipularlos o alguna de esas terribles formas en que nos llevamos por delante a los otros en afán de auxiliarlos.

Amar, en cambio, es acompañar desde el respeto, comunicar congruentemente los acuerdos y los desacuerdos, ofrecer ayuda abiertamente, estar a disposición.

Y soltar. Validar  a los otros como diseñadores de su propia vida. 

Claro que para eso hay que remitirse a los espacios personales, ser concientes de lo que si se puede y lo que no se puede  hacer por los demás, apelar a la actitud de acompañar más que a la de protagonizar.

Decidir disfrutar a los otros antes que querer cambiarlos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“El miedo es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías alcanzar a ser “. David Fischman, escritor y columnista peruano.

miedocomo muralla

Como dice David Fischam, el miedo, esa sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro o mal, sea real o imaginario, o el recelo de que suceda lo contrario a lo que se espera o desea, empantana, inhabilita, congela, y evita que se logren, se desarrollen o siquiera se piensen posibilidades.

Aunque temer esté directamente relacionado con la supervivencia, dejar que invada el pensamiento, que maneje las acciones y limite las elecciones es darle el poder de boicotear el crecimiento y las oportunidades.

También, al  naturalizar el miedo como forma de responder al mundo, se lo utiliza como excusa, se lo diseña como límite , se lo considera como una explicación lógica antes que como un obstáculo.

Claro que cuando el temor es frecuente, inabarcable, angustiante, es necesario pedir ayuda para trabajarlo.

Sin embargo, si aparece antes de decidir algún cambio, ante situaciones  de encuentro interpersonal o en el discurso interno ante cada elección, sería interesante sacarlo de la obviedad, ver de qué está compuesto, qué dice este temor, que previene o inhibe.

Invitarlo a tomar un café  y reconocerlo. Descubrir qué información trae que sirve para algo, y diseñar acciones para salir de la zona de “confort” que propone.

Después de todo, cuando se aprende a hacer con miedo, se deja poco a poco de sentirlo. Porque se empieza a disfrutar el hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Enseñar es aprender dos veces”. Frase atribuída a Joseph Joubert, moralista y ensayista francés recordado sobre todo por sus “Pensamientos” publicados póstumamente. (1754 – 1824)

enseñaresaprenderdosveces

Joseph Joubert dice que enseñar es aprender dos veces, aunque podrían ser mil veces…

El par enseñanza-aprendizaje es inseparable, cuando se tienen la actitud, la voluntad y el espíritu del aprendiz eterno sumados a la disposición, la entrega y la apertura del maestro comprometido.

Si se considera a quien aprende como fuente de saberes y se lo habilita como enseñante.

Se crean contextos comunicacionales enriquecedores, se alienta el intercambio y se usa la pregunta como abridor de conversaciones y no evaluador de respuesta.

Apelando a la participación , a la libertad de expresión a la posibilidad que el otro es en tanto se conecta con aquello que despierta su curiosidad y hambre de conocimiento.

También, evocando la propia vocación de aprendizaje, tanto como la de enseñar.

Y disfrutando tanto lo que se sabe como para compartír como lo que no se sabe, para averiguar. 

En un encuentro maravilloso.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“La vida es el arte del encuentro, aunque haya tanto desencuentro por la vida”. Vinicius de Moraes, músico popular brasileño contemporáneo. (1913-1980)

vidaartedelencuentro

Esta frase de Vinicius de Moraes habla de la posibilidad de encontrarse en un mundo de desencuentros.

De la habilidad de generar contextos, abrir conversaciones, darse y dar tiempos, para encontrarse.

Viéndolo así, encontrarse aparece como un resultado de acciones más que como una casualidad.

Hacer para instalar el encuentro como modo de relación requiere reconocer que se necesita al otro, validarlo como interlocutor , invitarlo a participar, dejarlo aparecer y escucharlo antes de responder en consecuencia.

También dejar de lado los preconceptos y prejuicios, acallar la conversación interna, trabajar las expectativas desde las preguntas y no desde las exigencias, contener antes que examinar.

Poner a un costado las propias certezas o modos de hacer, para habilitar la percepción de los pensamientos de los demás, de su forma de ver la vida.

Decir de manera que pueda ser aceptado antes que corroborado o acordado.

Construir con el otro, con los otros, una nueva posibilidad, algo nuevo común y posible para todos.

Y entonces, con su propia música, el disfrute, el goce de encontrarse se incluirá en las reuniones y facilitará la interacción.

Y Vinicius sonreirá cuando su frase cambie a ” En la vida es difícil encontrar un desencuentro, la vida es el arte del encuentro”.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“No pierdas el tiempo golpeando la pared, con la esperanza de transformarla en una puerta”. Frase de Coco Chanel, diseñadora francesa de moda que figura en la lista de las 100 personas más influyentes del siglo XX de la revista Times. (1883-1971)

golpearlapared

Se suele hacer esto que, con tanta claridad, comenta Coco Chanel, insistir tratando de cambiar las cosas incambiables.

Aunque pueda confundirse  con   ser persistente,  no bajar los brazos, y seguir tratando de lograr es un proceso desencadenado conjuntamente por no aceptar lo que es, o lo que no puede ser,  y apelar a estrategias y acciones que no dieron resultado antes ni lo darán.

Atacar , una y otra vez,  las creeencias de otros sin escucharlos. Batallar contra las decisiones que los demás ya tomaron.Sacudir  árboles ya agostados para tratar de conseguir frutos. 

Y si en un principio ese golpear como moscas contra el vidrio es el mismo, luego, al advertir cierta inexorabilidad, puede llegar a transformarse, en su tozudez por cambiar las cosas, en mecanismos manipuladores o actitudes violentas.

No sólo se pierde tiempo y energía, también pueden lastimarse relaciones, cortarse vínculos, complicar acuerdos.

Pero sobretodo, se pierde la oportunidad de aprender de la experiencia, de trabajar sobre la propia percepción, de relacionarse con los demás desde el compromiso, la escucha y la validación.

La misma fuerza, capacidad de lucha, apego a lo que se quiere serán motores importantes en la busca de nuevos caminos, de verdaderas puertas.

¡Hasta la próxima!

Andrea

“Un buen maestro tiene esta constante preocupación: enseñar a prescindir de él”. Frase de André Gide, escritor francés, Premio Nobel de Literatura en 1947.(1869 – 1951)

frase-un-buen-maestro-tiene-esta-constante-preocupacion-ensenar-a-prescindir-de-el-andre-gide-175272

Fomentar la independencia, propone André Gide en esta frase, como atributo de los buenos maestros.

Claro que otorgando herramientas y conocimientos que faciliten la autogestión.

Modelando comportamientos que faciliten la autonomía en la relación con el objeto de conocimiento.

Alentando la expresión, el comentario de las propias ideas, la exposición oportuna y ubicada, de manera de favorecer el protagonismo.

Trabajo que se vuelve muy dificultoso desde el creer que se tiene el único saber, que el alumno no puede o que no tiene compromiso.

Desde la validación, el reconocimiento, el respeto por lo que el otro aporta, el disponerse a aprender de aquellos a quienes se enseña, se capitaliza cada encuentro y se fomenta el desarrollo además del conocimiento.

Al caminar junto a quien da pasos incipientes, camina mas lento, o se distrae con el paisaje, se sostiene el ritmo, se muestra la forma y se acompaña. También se vigila el andar, se está cerca en caso de tropezones,  se puede intervenir en cuanto el otro necesita ayuda.

Sin embargo, no se camina por él, no se lo carga en los hombros, ni empuja. Tampoco se asfalta el camino, se quitan los obstáculos, se acortan las distancias.

Se deja hacer camino al andar.

¡Feliz Día del Maestro!

¡Gracias!

Andrea

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores